Blog de Arte Abogados

 

29722760 s
Los últimos años de crisis, no sólo en nuestro país sino a nivel global, han evidenciado una práctica abusiva por parte de muchas entidades financieras. Aparentemente solventada la crisis de las participaciones preferentes y aún abierto el debate de las cláusulas suelo, ahora nos enfrentamos a los problemas de las llamadas “hipotecas multidivisa” – a las que dedicaremos nuestras próximas entradas del blog – y las hipotecas sujetas al llamado IRPH. 
 
Muchas de las personas que tienen su préstamo hipotecario sujeto a este índice de referencia no saben qué es, fruto de la opacidad informativa por parte de muchas cajas. Pues bien, empecemos por los conceptos.
 
¿Qué es el IRPH? El valor del denominado IRPH son las siglas del Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios que se calcula a partir de los tipos medios de interés de los préstamos hipotecarios con un plazo superior a tres años que han sido concedidos por las entidades durante cada mes.
 
¿Cuándo comienzan los problemas? En los años más duros de la crisis y hasta la fecha, se produjo una importante bajada del EURIBOR, de la que se beneficiaron gran parte de los españoles al ver reducido el importe su hipoteca. Estamos hablando de que, en la actualidad, el IRPH cotiza en torno al 1,96%, frente al interés negativo (-0,026%) que marca el EURÍBOR.
 
Ahora bien, en este contexto de drástica bajada del EURIBOR, aquellas personas que tenían su hipoteca sujeta al IRPH vieron como su recibo a final de mes se mantenía inalterado. La pregunta que inmediatamente surge es, 
 
¿Por qué no baja el IPRH de forma paralela o similar al EURIBOR? ¿Por qué sigo pagando lo mismo por mi hipoteca? La respuesta, en términos muy sencillos, reside en la fórmula de calcular este índice. 
 
Sin entrar en profundidad baste con reseñar que el IPRH: (i) se calculaba a partir de los datos facilitados por las propias cajas cada mes, (ii) se trataba de un promedio simple 
en que todas las cajas tenían el mismo peso sin tener en cuenta su cuota de mercado, (iii)  se reflejaba cualquier incremento que cualquiera de las cajas pudiese declarar un mes y (iv) el tipo declarado era el TAE, 
 
Esta forma de calcular el IRPH conllevaba que las entidades financieras tenían capacidad suficiente para incidir, influir, manipular y condicionar de forma individual o coordinada en el valor resultante posterior del IRPH y que luego se aplicaba a los préstamos concedidos. Esta mala práctica financiera puede ser considerada como abusiva. 
 
¿Qué podemos hacer si nuestra hipoteca está sujeta a este índice? La primera opción siempre es negociar con tu entidad financiera. Desgraciadamente, la realidad de nuestro país ha demostrado que no es la vía que mejor resultado da. Las entidades financieras prefieren, en muchos casos, forzar a los ciudadanos a acudir a los tribunales para evitar el “efecto llamada”. Por este motivo, parece que la solución pasa por interponer una demanda ante el Juzgado. 
 
¿Qué puedo pedir? En este tipo de supuestos, lo que se pide siempre con carácter principal es declarar la nulidad, por abusiva entre otros, la cláusula de IRPH lo que lleva aparejado (i) la devolución de cantidades indebidamente percibidas por la entidad financiera y (ii) la devolución sin intereses del préstamos hipotecarios. Subsidiariamente, se solicitaría (i) también la devolución de cantidades y (ii) la sujeción del préstamo hipotecario al EURIBOR. 
 
¿Ya hay sentencias que declaren la nulidad del IRPH? Si. Afortunadamente, nuestros Juzgados y Tribunales de forma casi unitaria ya están declarando la nulidad de éste índice con la devolución de las cantidades indebidamente percibidas. 
 
Si eres un afectado por esta situación y deseas ampliar esta información no dudes en ponerte en contacto con nosotros en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., estaremos encantados de poder ayudarte. 
 

logo17 negro

info@arteabogados.com

+34 911 610 387

Calle de Monte Esquinza 30, piso 5º izquierda - 28010 Madrid

¿Cómo llegar?